loading

Publicado por Expansión: http://www.expansion.com/directivos/estilo-vida/casas/2017/02/10/589db20be5fdea88798b45c6.html

Desde el pasado mes de abril, todos los proyectos de obra pública en Reino Unido deben realizarse en BIM. En España comenzamos a adaptarnos a este entorno.

Cualquiera que haya formado parte de un proyecto constructivo sabe que los retrasos en plazos y costes están a la orden del día. Y es que, a pesar de que el sector de la construcción sea uno de los puntales de nuestra economía, sigue siendo la industria con menores índices de competitividad y productividad.

Todos los actores implicados en la construcción parecen estar de acuerdo en que la verdadera revolución digital para este sector vendrá a través del modelaje digital en 3D. Su empleo en todos los procesos y fases de un proyecto reducirá costes, acortará tiempos y minimizará las desviaciones y errores. BIM es el acrónimo de Building Information Modeling y es la metodología que ya se emplea plenamente en algunos países del mundo y que la directiva europea (2014/24/UE) pide que los estados miembros vayan adoptando.

Reino Unido lo incorporó el pasado mes de abril para todos los proyectos con fondos públicos siguiendo el ejemplo de los países nórdicos que han estado a la cabeza en este campo: en Finlandia, Noruega y Suecia su uso es obligatorio desde 2010, y en Holanda desde 2012.

En España se creó en julio de 2015 la comisión para la implantación de la metodología BIM, impulsada por el Ministerio de Fomento. La comisión y su grupo de trabajo es.BIM están formados por distintos protagonistas de las administraciones, ingenierías, constructoras, universidades, profesionales… ya que esta nueva forma de trabajar afectará tanto a edificios como a infraestructuras urbanísticas y de obra civil.

El uso de tecnología BIM permite un nivel de detalle poco conocido hasta ahora. En esta villa de Marbella el estudio C95 ha realizado un proyecto 360º que incluye reforma estructural, paisajismo y diseño. El cliente puede decidir con antelación sobre cualquier elemento sabiendo la repercusión que tendrá en costes.

Se establecieron unos plazos tentativos que hablaban de su uso obligatorio en licitaciones públicas de edificación para finales de 2018 y para mediados de 2019 en las licitaciones de infraestructuras. Pero no hay plazos vinculantes mientras que el Ministerio de Fomento no desarrolle una normativa concreta que lo especifique.

A pesar de que no haya una fecha concreta para su obligatoriedad en España son ya casi un 25% las empresas que utilizan BIM para el 50% o más de sus proyectos, según datos de es.BIM. Jorge Torrico, secretario de esta comisión, apunta que son las empresas con ámbito de actuación internacional las que antes se han subido a este carro. Desde la Comisión BIM señalan también que el sector de la edificación ha sido el que antes ha comenzado a adaptarse a esta forma de trabajar, y que en la parte de la ingeniería civil e infraestructuras está llegando de forma más lenta.

Pioneros

C95 Creative es un estudio pionero en el uso del modelado en BIM. Sus clientes les piden proyectos llave en mano que implica que todos los equipos de arquitectura, interiorismo, compras y gestión de obra tuvieran un control global para poder asegurar plazos concretos. 

Cuando empezamos a tomar contacto con la tecnología BIM en 2011 vimos que estaba hecha para nosotros. Y hace tres años dimos el salto completo a trabajar exclusivamente de esta forma», explica Samir Kayali, CEOde la empresa.

«El primer proyecto fue difícil, el segundo menos… y lo que sí que sabemos ahora que estamos plenamente incorporados es que nuestros procesos son mucho más eficientes, más rápidos y tenemos un control absoluto del proyecto», asegura Kayali que también puntualiza que el número de personas necesarias ahora para dirigir cada proyecto es menos, pero están más cualificadas. Las licencias de programa no son excesivamente caras pero sí es necesaria una inversión inicial en formación y en equipos y hardware potente que soporte tal cantidad de información. En realidad BIM actúa como una gran base de datos de todos los elementos que intervienen en un proyecto. Cada elemento está catalogado, por así decirlo, y cada cambio que sufre se modifica de forma automática en cada fase en la que interviene. Esto, apunta, Kayali implica cambiar la mentalidad: «Este mundo ha sido un poco opaco, había partidas que no sabía el cliente de dónde salían.

En BIM está todo el itinerario de cualquier elemento claro, desde su precio de compra hasta su empleo. Es una información compartida con todos los elementos de la cadena (promotor, gestor, jefe de obra…) y que obliga a ser transparente. María Pascual es BIM Director del estudio y es la encargada de coordinar un proceso de trabajo en el que intervienen distintos agentes, a cada uno se le dará un nivel de participación en función de su cometido. Desde C95 consideran que aunque algunos estudios estén trabajando ya con BIM en la parte del diseño, son muy pocos los que ya lo usan por completo en todas las fases del proyecto.

BIM es una gran base de datos. Cada proyecto es una maqueta digital que conforma una base de datos que permite identificar y gestionar cada elemento que interviene durante todo el ciclo de vida de la misma. En la imagen, una maqueta del estudio C95.

Post Details

Category

Sin categoría

Date

26 febrero, 2019

Author

C95